River y Cerro Porteño en una batalla que los paraguayos han llevado a un terreno pantanoso

in spanish •  6 months ago  (edited)
Hoy se define el cuarto semifinalista de la Copa Libertadores de América.


El volante de River, Nicolás De la Cruz, debió declarar sorpresivamente ante la "justicia" paraguaya

Ayer Boca y Flamengo consiguieron la segunda y tercera plaza en semifinales, sumándose a la conseguida le martes por Gremio. Boca con un tibio empate sin goles en su cancha consiguió igualmente la clasificación gracias al resultado obtenido la semana pasada en la ciudad de Quito. Flamengo hizo lo propio eliminando a Internacional en su visita a Porto Alegre con un global de 3 a 1.

El día de hoy se medirán River, actual campeón, y Cerro Porteño en Paraguay. River llega con una ventaja gracias al triunfo obtenido la semana pasada en su cancha por 2 a 0. Sin embargo, restan todavía 90 minutos de juego y, en rigor, el partido de vuelta podría decirse que comenzó a "jugarse" desde que el plantel argentino llegó a Paraguay.

La primera situación que debieron afrontar Gallardo y sus dirigidos fue un pedido de detención del volante uruguayo De la Cruz, por una presunta agresión a un policía de hace 3 años atrás, cuando jugaba para el Liverpool de Uruguay. Una situación de lo más inédita y rebuscada que no parece haber tenido otro propósito que el de generarle incertidumbres al campeón. Sobre todo teniendo en cuenta que el volante de River había viajado en otras dos ocasiones a Paraguay tras esa supuesta agresión y nunca hasta ahora había recibido notificación alguna.

Luego, el plantel millonario debió tratar de descansar en medio de los fuegos artificiales y las bombas de estruendo que la policía local dejó alegremente que se tiraran durante toda la noche en los alrededores del hotel en el que se alojaban. Las detenciones de quienes tiraban la pirotecnia se produjeron recién sobre el amanecer.

Todo esto se suma a la incitación a la violencia que realizara un auspiciante oficial de Cerro Porteño por medio de una publicidad en la que muestra un avión de River ardiendo sobre el estadio del equipo paraguayo.

El equipo dirigido por Gallardo no debería tener que enfrentar más que al plantel de Cerro Porteño en un partido de fútbol. En cambio, ha debido hacerle frente a una serie de contratiempos que evidentemente las autoridades paraguayas han permitido, alentado y orquestado. Esperemos que el resto de la jornada se desarrolle con normalidad y que se pueda disfrutar del juego sin más acciones antideportivas.


Fuente: Infobae

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Tengo familia en Paraguay, y siguen l Boca.
Todos los relatos son consecuencia del poder de información que manejan las fanaticadas, y que les permiten protagonizar agresiones directas o indirectas sobre los equipos rivales. Esperemos que siempre sea el mejor el que gane...

Así ha sido esta vez. Pero en verdad no deja de sorprenderme que las artimañas antideportivas para tratar de sacar ventaja hayan llegado al nivel de inventarle una causa judicial a un jugador rival.
Lo de las bombas de estruendo ya es algo que se ha visto en otras ocasiones. Pero esto de la cita judicial implica una acción directa de las autoridades paraguayas....
Al final igualmente ha habido justicia divina ya que fue el propio De la Cruz el que hizo el gol para River.