Cumbre virtual de países “No Alineados” / Bloque News

in #spanish5 months ago (edited)

El movimiento de Países No Alineados (NOAL o MPNL) anunció la celebración en videoconferencia el lunes 4 de mayo de una Cumbre Virtual que estará presidida por el mandatario de Azerbaiyán, Ilham Aliyev.

F

El evento se celebrará en la actual coyuntura epidemiológica de la COVID-19, por lo que se promoverá la unidad global, la solidaridad y la cooperación internacional. También se llamará a “apartar las diferencias políticas y a eliminar las medidas coercitivas unilaterales, que violan el Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas”.

La OMNL es una agrupación de estados que en plena guerra fría no tenían alianza con ninguno de los dos bloques de poder: Estados Unidos y la Unión Soviética.

La Segunda Guerra Mundial dejó al mundo dividido en dos campos: el capitalista y el socialista. Pero en la práctica había muchas naciones que no necesariamente deseaban o aspiraba a “alinearse” en un sentido social u otro.

Por ello en 1961 se celebró en Belgrado la primera conferencia de estos países en la que se definieron sus objetivos principales.

Interesante es señalar que la actividad política de los No Alineados siempre fue distante de la neutralidad, pues implicaba la participación activa en los sucesos internacionales. De ahí que la gran mayoría de ellos se opusiera a la intervención norteamericana en Vietnam y a la URSS en Afganistan.

Y como anécdota es bueno recordar que, mientras el líder cubano Fidel Castro presidía la organización entre 1979 y 1981, desempeñó el triste papel de apoyar públicamente la desproporcionada e injustificada incursión de los soviéticos en Afganistán.

Y en la actualidad, el presidente cubano, como representante de un estado “no alineado” tiene poco aportar en esa conferencia, pues como es sabido, geopolíticamente Cuba es aliada de Rusia, una herencia legada por el conocido pacto Kennedy Jruschov: un acuerdo secreto que emergió de la Crisis de los Misiles de 1962, que implicó un compromiso por parte de Occidente de no intervenir dramática y abiertamente en los asuntos internos de la isla.