Una mano rechazada, un discurso roto y la foto que sí fue... | POLÍTICA

in #spanish3 years ago (edited)

     De una alta carga simbólica y un juego de poderes soterrado resultó el Discurso del Estado de la Unión, llevado a cabo el día Martes 04 de Febrero del 2.020 en el hemiciclo del capitolio norteamericano, ante millones de personas que miraron -incrédulos- como el Presidente Donald Trump rechazaba dar la mano a la Senadora Nancy Pelosi, portavoz del Poder Legislativo estadounidense.

     Cualquier desprevenido convendría en tachar la barbaridad que Mr. Trump acababa de cometer, pero, vamos, no seamos tan ingenuos, lo que quiso decir el Presidente con tal acto simbólico fue: ¿Por qué le hiciste perder tiempo y dinero al país, en un impeachment que va resultar en mi inocencia? (ayer Miércoles, el senado lo declaró inocente de dos cargos imputados por demócratas en la cámara de representantes).

EP---nTX0AAKXEC.jpg
Fuente: Tweet @speakerpelosi

"El que a hierro mata...

     ...no puede morir a sombrerazos", dice un refrán popular; así, ni corta ni perezosa, la Mrs. Pelosi le devolvió el gesto barbárico cuando el discurso, que él le había entregado manuscrito previamente, sufrió la suerte de la papelera ante millones de miradas que no creían lo que sus ojos veían. Esperó que Mr. Trump se volteara hacia al podio, se puso de pie y tomó los extremos de papel para dar una rigurosa rasgadura.

     ¿WTF? (iniciales de una pregunta irreproducible acá) se preguntaban los asistentes y lo que aquello significó era, más o menos ¿A quién carajos deseas engañar con esta mierd...? "Te juzgamos porque nos salió del forro, esto es una democracia" Y... bueno, he aquí las imágenes con la publicación de ambos momentos, eternizados a través de las agencias noticiosas.

AP_20036130305803.jpg
Fuente: Hawaiipublicradio.org

Campaña Presidencial

     Ambos gestos, en realidad, significaron el banderín oficial de largada por la campaña presidencial del país del norte, con el arranque de las primarias el Lunes 03 de Febrero. Siempre nos sorprenderá el modo simbólico y falto de estridencia, pero de innegable carga política, en la manera anglosajona de decir mucho con tan poco.

     Siempre será un riesgo opinar en países que tienen altos volúmenes de polarización y en el caso de nuestro país, los seguidores del gobierno y los opositores vieron, incrédulos, el espaldarazo que recibió el auto-denominado Presidente, cabeza del Legislativo Nacional Ing. Juan Guaidó, por parte de Donald Trump, al ser invitado de honor al palco donde se encontraba la primera dama estadounidense, presenciando el Discurso del Estado de la Unión.

Trump-Guaido-640x400.jpg
Fuente: Heraldodemexico.com.mx

La foto que sí fue

     Un largo periplo por diferentes países de América y Europa, llevó a Juan Guaidó en búsqueda de la reiteración de los apoyos recibidos, se tomó fotografía -entre otros- con el premier británico, el presidente francés, la premier alemana y pare de contar. Pero ya tenía casi una semana en norteamérica, sin poder ser visto con Mr. Trump. Por supuesto que los detractores se burlaban de lo lindo.

     Pero, para el despecho de los últimos, el encuentro se dió y tal acto también está lleno de una carga simbólica incommensurable. Ahora, los opositores asisten a un segundo aire y aquí lo que queda es comprar cotufa (palomitas de maíz) para observar los días venideros, como dirían en nuestro llano: "A ponerse las alpargatas, que lo que viene es joropo"...

...¡Gracias por leer!

Sort:  

EE. UU. siempre se ha creído el dueño del mundo, aunque en épocas no muy lejanas pretendía condividir esa "presunta superioridad" que daba simplemente el poder y la fuerza de las armas, con la ex-URSS, es decir la hoy Rusia + la CEI (Comunidad de Estados Independientes).

Después al no tener un enemigo común comenzó a invertárselos. Recuerdo cuando invadió a Granada (???) en 1983 porque representaba una "presunta amenaza" a los intereses norteamericanos en respuesta al golpe de Estado perpetrado por Hudson Austin y su alianza militar cubano-soviética.

Donald Trump encarna la versión republicana más obsoleta y retrógrada de un partido que supo tener como presidentes a Ronald Reagan y Bush x 2 por citar sus exponentes más notorios.

Cualquier latinoamericano sabe el efecto de los EE. UU. sobre tantos gobiernos populares y su apoyo -a tarvés de la CIA- a regímenes totalitarios y genocidas (los militares en Argentina, Pinochet en Chile y otras dictaduras no menos sangrientas).

Recordemos por otro lado a Vietnam, Afghanistan y los bombardeos a Beirut. Huelgan los comentarios.

Lo curioso y paradigmático de una sociedad que lo apoya al 49%, es que le permitió ganar en Florida en un Estado con mayoría latinoamericana a pesar de su política antiinmigratoria y sus discursos descabellados, ofensivos, xenófobos e insultantes, es que es capaz de generar representantes que, por un delito que en resto de Latinoamérica nadie osaría ni siquiera discutir, lo somete a un impeachment del cuál solo el proprio partido lo va s salvar usando todos los medios, legales y un poco menos, a su alcance.

La mayor parte de las declaraciones de Trump son ofensivas para la dignidad humana.

En fin, “Cosas veredes, Sancho, que non crederes” aunque en realidad la frase no pertenece al Quijote sino más bien al Cantar de Mío Cid, cuando Alfonso VI le responde a Rodrigo Díaz de Vivar «Cosas tenedes, Cid, ...»

comentarios-banner-elefanti-tramonto-1023x121.png

CURADORES-01.gif