Y con todo: Algo contigo...

in #spanish7 days ago (edited)

En la medianoche del pasado viernes, Málaga, con un total de 124 incidencias gestionadas a lo largo de la jornada era la provincia con mayor volumen de avisos a causa de las precipitaciones registradas, seguidas de las 85 en Cádiz, 60 en Sevilla, 45 en Almería, 25 en Granada, 24 en Jaén y 2 en Córdoba… (ya sabéis que os escribo siempre desde Andalucía, al sur de España). Además de caída de salientes en inmuebles y de algunos árboles, la mayoría eran anegaciones causadas por la lluvia y, sobre todo, por el mar...

image.png
Olas batiendo el balneario de Los Baños del Carmen (Málaga)

El mar estaba ahí. Con o sin pandemia, con o sin restricciones horarias, con o sin chiringuitos abiertos, con o sin bañistas, con o sin terrazas y edificios que lo afrentan, estaba ahí. Y cuando la furia del viento lo recrece y la tormenta filomena, o como cada vez nos empeñemos en que se llame la galerna, lo despierta, el mar nos lo recuerda. Aquí está la mar océana, ocupando las tres cuartas partes del planeta y dos litorales en nuestra tierra que van del latino Mediterráneo al transoceánico Atlántico, del boquerón al atún y a la urta, y si se pone furioso el mar amenaza, con su beso de húmedo oleaje, con ocupar una parte más de la Tierra y ahogar la última estupidez convertida en titulares con tinta digital. Aquí más que la nieve, que en las zonas serranas sigue siendo la reina, el mar, como saben los municipios costeros de este sur del que quien esto les dice anda enamoraíto perdío, ha dicho esta semana aquí estoy yo y muchas de las gotas que nos han caído con estas lluvias "filomenas" llevan su sal y su poderosa firma y también esa sal y ese oleaje forman parte del duende. Este fin de semana, caminando por la calle sin poder abrir ni el paraguas por la ventisca, quienes vivimos a su vera, a la vera del mar, y sufrimos que nos moje los pies dentro de los zapatos, lo sabíamos. Lo sabemos… "Quién puede decir mar impunemente", dejó escrito el añorado mago de la escritura y la palabra Pérez Estrada, Rafael. Ay, Duende del sur...


Duende del Sur (Chambao)

Y desde el sur vemos cada mañana de sábado cómo la semana nos ha volteado como una ola furiosa a pesar de que 2021 iba a ser la solución de 2020 y ya. La semana nos ha traído nuevas restricciones por la subida de los casos de Covid, cierre perimetral de la comunidad autónoma andaluza y de algunos territorios y municipios, como el campo de Gibraltar y la localidad de Añora en Córdoba; también toque de queda de nuevo a las 22 h y los bares cerrados a las 18h, en fin… Otro recadito del nuevo año ha sido una subida del precio del megawatio que nos dará la puntilla en el recibo de la luz pese a que no iba a subir nunca más como la última subida del pasado año, nos decían, que fue menor que ésta...
La verdad es que te pones a pensar, cuando hablan de meterse en la hipoteca de un piso o en un alquiler esas parejas jóvenes que pretenden vivir bajo techo como adultos de una vez por todas, y sumas y no te sale posible lo cada vez más imposible. Porque no es pagar la hipoteca o el alquiler sólo, que ya está bien, es que ese pago lleva adosado también el gas, la comunidad, internet, el teléfono, el agua y la luz convertida en fogonazo. La suma de todas esas pequeñas cosas básicas y necesarias, en las que está la verdad del día a día, la suma de las cosas pequeñitas convierte el total en ciencia ficción…


Las cosas pequeñitas (Nolasco)

O acaso no es ciencia ficción haber visto el Capitolio tomado por grupos vociferantes que parecían chirigotas enloquecidas de carnaval o apariciones de algún sueño lisérgico de Jim Morrison, el malogrado cantante de los Doors.
Acaso no parecía el asalto al congreso norteamericano salido de una serie de televisión como Leftovers; ¿no parecía que el símbolo de la democracia occidental, Washington, la capital de los EEUU (una estampa de película de Hollywood que hemos visto desde chicos por la ventana de la tele del salón como si fuera parte del paisaje andaluz), estuviera siendo atacado por un gentío que, en la distancia, parecía la toma del teatro Falla en las semifinales del Carnaval en Cádiz por un coro de warriors que protestaban por haber sido el "cajonazo" del último febrero?

image.png
Alucinado ataque al Capitolio

Realidad y ficción se funden en nuestro tiempo cada vez más. De eso también vamos a hablar hoy en el programa con alguien muy acreditado para subrayarlo. La realidad y la ficción mezcladas como un batido de turrón que tiene el color de la cabellera de Donald Trump, el sumo sacerdote del populismo más real que poco importa que por fin haya dicho digo donde antes decía diego para escapar quizá de la justicia como inductor del jaleo, para unos, y un claro golpe de estado o acto de sedición para otros. El mal está hecho y ha durado una legislatura completa. Ahora el descrédito, la desconfianza de una parte sobre la otra, el ridículo de un gigante con Capitolio de barro, durarán lo que tengan que durar hasta que el viento de la borrasca Filomena se lo lleve como la mañana acaba con un mal sueño que tuvimos la noche anterior.
Y mientras tanto, un humilde servidor de usted, siempre tuyo, se muere por seguir teniendo cada mañana de sábado y de domingo, de 09 a 11h, en Canal Sur Radio el programa "Días D" algo contigo. Nos sentimos…


Algo contigo (Bolero)

(c) Domi del Postigo / www.domidelpostigo.es

Sort:  

Sanchi.gif