Paso, Re Paso 007

in #spanish8 months ago

La pasada semana se publicaron 15 estudios científicos distintos sobre cómo se contagia el coronavirus en espacios cerrados y por qué. 15. Respecto a mantener la distancia social en espacios abiertos, mucho más recomendables que los espacios cerrados para evitar la Covid y evitársela a los demás, hay ya también sesudas proyecciones estadísticas, tecnológicas y biológicas. Pues nada, oye, algunos y algunas no se enteran…

image.png
Cómo se contagia la COVID 19 en espacios cerrados

El dolor de enfermar o perder a un familiar en estos meses previos a la inmunidad colectiva, una vez que el proceso vacunal abarque a la mayoría de la población, será incurable. Será otra enfermedad de entre las secuelas que nos dejará esta pandemia. Secuelas físicas, psíquicas y no olvidemos las económicas, que en muchos casos también se traducirán en secuelas físicas y en depresiones individuales y colectivas.
En el programa que dirijo en la radio pública andaluza, la viróloga Margarita del Val hizo en diciembre un llamamiento que muchos tacharon de exagerado. Nos pidió que para salvar vidas celebráramos las comidas, las cenas y las reuniones familiares de la Navidad con nuestros seres queridos en Julio.
Inasequible al desaliento, como epidemiólogos y como todo el personal sanitario, Margarita sigue haciéndolo ahora pidiéndonos que celebremos la Semana Santa, y lo que nos toque celebrar y no debamos, en agosto. Si todo va bien, y de nosotros en la mayor parte depende (además de que nos lleguen las vacunas necesarias, algo que parece imparable, aunque sea con retraso y como todo apunta, sobre todo a partir de abril), podremos celebrar la vida en verano y recuperar parte de la economía frenada si llegamos con los hospitales sin presión por ingresos por coronavirus y los suficientes vacunados, sobre todo los más vulnerables, al menos para no enfermar.

image.png
Margarita del Val, viróloga CSIC

Aguantemos el último tirón… Ése es el emocionado y responsable llamamiento que hizo también la Dra. Carmen Navarro, jefe de servicio del Hospital Macarena de Sevilla, ante el parlamento andaluz el domingo 28 de febrero, Día de Andalucía, probablemente el 28 F más triste de los celebrados hasta ahora. Y no sólo por el homenaje que se hizo en la gala de entrega de medallas y reconocimientos a los miles de fallecidos por Covid (algo que me da cierta sensación de que la tragedia está superada y no es así, ya que siguen muriendo cada día por la pandemia demasiadas personas y quizá convendría recordarlas en cada acto en gerundio, no en pasado, y retrasar el homenaje a todas las víctimas que haya dejado esta pandemia una vez se dé por controlada) Fue un 28 F triste porque las celebraciones a la manera del Sur requieren de contacto, abrazos, apretones de manos, de besos y de lágrimas y de risas, de sentir al otro más cerca de lo que ahora debemos estar unos de otros para ganarle la partida al bicho… Sin embargo, como sigue siendo habitual y en lo que concierne a los titulares, este país anda en otras cosas.

image.png
Dra Navarro ante el Pte de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

Pues Sí, como sigue siendo habitual andamos poniendo el foco en otras cosas. Infantas que se vacunan dando el ejemplo contrario que debieran (y su majestad, Felipe VI, ya habrá aceptado que es su propia familia quien regala cuartos a los pregoneros que festejarían su derrocamiento); manifestaciones que se permiten o prohíben no por razones sanitarias sino políticas; actos de marketing fallidos, políticamente unilaterales y extemporáneos, que no convencen a nadie, como esa fea apisonadora aplastando puñados de viejas armas que parecen los residuos de una caseta de feria de tiro a la diana y que poco o nada parecen tener con la desaparecida ETA. Más vale leer Patria, la novela sobre ETA y la sociedad en la que se incardinó, del escritor vasco Fernando Aramburu, y mejor hace por la memoria de las víctimas y de las nuevas generaciones que poca o ninguna idea tienen del dolor sufrido ni de la mafia terrorista ni de esos 40 años que hemos recordado del 23 F (habría que revisar có0mo enseñamos nuestra propia historia contemporánea, algo parece estar fallando)… O, por acabar los ejemplos con una sonrisa, aquí andamos alucinando con un excarcelado comisario Villarejo con parche de pirata viejo que amenaza con "cantar" la corrupción grabada, y no en el baño frente al espejo. Un pirata policial que le habla a los periodistas mirando a la cámara como si fuera un James Bond de José Mota, Bons, James Bonsss porompon pon.


007 Mota Jajajajajajajaj

© Domi del Postigo / www.domidelpostigo.es

Sort:  

Sanchi.gif

Gracias