Happy ending?

in LeoFinance6 months ago (edited)

trezor.jpg

Fuente

Like many things in life, what is good news for someone can be a headache for others.

This is what has happened with an event with a happy ending for Dan Reich, an electronic engineer who in 2018 decided to invest some $50,000 in the Theta token together with a friend. At that time its face value was 0.21 dollars.

Concerned about China's decisions against cryptocurrencies, they decided to transfer all their assets to a Trezor One hardware wallet, until then everything was normal. However, as my grandmother would say, the devil stuck his tail.

Motivated by the great increase in the cryptocurrency that in just a few years had become almost 2,000,000 dollars, they agreed to withdraw them and share the profits, but that's where the problem began, neither of them remembered the access pin, indeed each of them had lost the paper where they had kept the key to access that small fortune.

This wallet model allows a maximum of 16 attempts to unlock it, after that and as in the Mission Impossible movies, it self-destructs. Dan and his friend burned 12 of those 16 chances and stopped there and decided to get help.

They finally found an American hacker, also an electronics engineer named Joe Grand, but known in the hacker world as “Kingpin”, who opened the door (literally) to the large sum of money.

In a few months of work, Joe developed a technique to hack Trezor One and his employers finally got hold of the tokens. Great news for friends and for the hacker who got a good commission.

Bad news for Trezor, which will probably have to invest a larger sum in the analysis of the vulnerability and later modification of its promoted and expensive hardware wallet to make it more secure.



separadorleo.png


Como muchas cosas en la vida, lo que para alguien es una buena noticia, paro otros puede ser un dolor de cabeza.

Esto es lo que ha ocurrido con un suceso con final feliz para Dan Reich, un ingeniero electrónico que en el año 2018 decidió invertir junto a un amigo unos 50.000 dólares en el token Theta. En ese momento su valor nominal era de 0.21 dólares.

Inquietos por las decisiones de China contrarias a las criptomonedas decidieron transferir todos sus activos a una billetera por hardware Trezor One, hasta allí todo era normal. Sin embargo y como diría mi abuela, el diablo metió la cola.

Motivados por el gran aumento en la criptomoneda que tan solo en pocos años se habían convertido en casi 2.000.000 de dólares, convinieron en retirarlas y repartirse las ganancias, pero allí comenzó el problema, ninguno de los dos recordaba el pin de acceso, efectivamente habían perdido cada uno de ellos el papel donde habían guardado la clave para acceder a esa pequeña fortuna.

Este modelo de billetera permite un máximo de 16 intentos para desbloquearla, luego de ello y como en las películas de Misión Imposible, se autodestruye. Dan y su amigo quemaron 12 de esas 16 posibilidades y allí pararon y decidieron buscar ayuda.

Finalmente encontraron en un hacker norteamericano también ingeniero especializado en electrónica de nombre Joe Grand pero conocido en el mundo hacker como “Kingpin”, les abrió la puerta (literalmente) a la importante suma de dinero.

En pocos meses de trabajo Joe desarrolló una técnica para hackear el Trezor One y sus empleadores finalmente se hicieron de los tokens. Una gran noticia para los amigos y para el hacker que se llevó una buena comisión.

Mala noticia para Trezor que deberá invertir probablemente una suma mayor en el análisis de la vulnerabilidad y a modificación posterior de su promocionado y costoso monedero por hardware para hacerlo más seguro.





Las fotografías son de mi propiedad excepto las que menciono la fuente.
The photographs are my property except those mentioned by the source.

Héctor Gugliermo
@hosgug

Posted Using LeoFinance Beta



Sort:  

A medida que iba leyendo me imaginaba a estos hombres buscando la forma de sacar su fortuna , me parece que hicieron bien en no acabar sus probabilidades , la solución fue costosa , pero supongo que serán más cuidadosos en la próxima

Si es cierto, sin embargo lo que más sorprende es la facilidad con la que pudieron hackear la billetera por hardware. Pensemos que se han vendido cientos de miles de unidades, la gran fortuna que eso representa tanto para los fabricantes como para aquellos que depositaron su confianza y sus activos en las mismas. Da miedo tanto el hecho en si como que pocos estamos enterados.