MANICOMIO (HISTORIA DE TERROR) CAPITULO I

in Cervanteslast month (edited)

manicomio2.jpg

Fuente de la Imagen

                                            Manicomio

                                  Capítulo 1: Manicomio 

Sanatorio Mental Wiglet-Shaumbre
Fecha: 30 de mayo de 1949
Caso: 589900 Sexo: Masculino Edad: 38 Estatura: 1.83 Peso: 78 kg
Fecha de ingreso: 30 de mayo de 1949
Causas del ingreso: Requiere el consentimiento del Doctor Helmut, no está habilitado, orden de la policía.
Ficha técnica: Doctor Helmut Linden
Nombre y Apellidos: Rudolf Lizter (cita requerida, para mantener el anonimato del paciente)
El Sanatorio Mental de Wiglet-Shaumbre siempre había gozado la fama de ser un lugar maldito. Pero aquella noche de mayo, las imágenes que proyectaba aquel lugar eran dantescas. La combinación de las torres ardiendo, junto con la terrible tormenta de invierno que nos azotaba sin piedad. Presagiaban un fatídico desenlace a la situación que se nos presentaba. A las 6:00 de la tarde, todos los reclusos y pacientes fueron liberados, todos ellos con serios antecedente de enfermedades mentales severas. Tomaron posesión del sanatorio y procedieron a asesinar a los guardias y retener a parte del personal médico. Aventaron los cuerpos desde las azoteas creando una barricada de cuerpos sobre la puerta principal. A las 7:00 ya tenían el control total y se dedicaron a incendiar las torres para crear faros con los cuales llamar la atención de los pobladores.
Los primeros en llegar sufrieron de primera mano lo que es estar en el infierno. La fetidez de los cuerpos apilados, el fuego que rugía como la peor tempestad marina y los horribles gritos y chirridos de los enfermos. La situación parecía imposible para la guardia del pueblo. El Capitán Joseph Marriot creo un cerco con sus hombres alrededor del manicomio y comenzó a llamar a los enfermos al dialogo. Solo a él se le podía ocurrir tal estupidez, Marriot sirvió en la Segunda Gran Guerra del lado del ejército francés como soldado raso de infantería. Quizás su mayor y única virtud sea su gran estupidez, esta lo salvo de morir junto con su pelotón durante un ataque alemán en el cual todos sus compañeros fueron aniquilados. La razón de como escapo fue quedarse atorado por dejarse olvidada su mochila de campaña en una de las trincheras que había colapsado debido al bombardeo. Para su suerte cuando los alemanes avanzaron lo confundieron con un cuerpo. Después de eso deserto y se trasladó a Suiza. Donde por obra del señor, logro que lo colocaran en el cargo de Capitán de la Fuerza Policial de este maldito pueblo. Y bueno te preguntaras quien soy. Pues yo solo soy un miserable bastardo que soñó con ser médico y acabó en este infierno. Mi nombre es Helmut Linden.

Hace 35 años el Sanatorio Mental Wiglet-Shaumbre no era un sanatorio sino la mansión de la Familia Dolver. Donde el ultimo hijo de la Casa recorría sus pasillos cortejando a la locura que crecía en su ensimismo craneal.

En los años posteriores a la muerte de mi padre, durante la terrible enfermedad que afecto a mi madre, esta casa se convirtió en mi mundo. Era tan basta y parecía tan real que me hacía sentir como un fantasma habitando en sus corredores. Creí que todo era posible más allá de estas paredes, pero una noche por primera vez en mi vida, se me permitió vislumbrar el otro mundo. No hablo del exterior, en realidad, me refiero a ese mundo oculto dentro del lado oscuro. En lo más profundo de esta casa.
Traje algo de comer (le dije a mi anciana madre)
¿Comer? (Arqueo sus ojos y apretó sus carcomidos labios) ……pero querido si ya he comido.

De su boca emergieron escarabajos, algunos con alas rotas a medio comer, otros intactos. Esta fue la primera vez que me sentí completamente solo. Tarde años en comprender que los escarabajos simbolizan la resurrección y ella solo estaba tratando de protegerse de la única forma que conocía. Sin embargo, para ese momento madre había renacido ya en otro mundo. Uno lleno de señales fantasmales de terror y símbolos misteriosos.

En la actualidad en el Sanatorio

Las llamas habían mermado ya en el manicomio, dibujando al horizonte las carcomidas estructuras de los torreones. Que asemejaban a garras que querían apoderarse de la Luna, aun con pequeños brotes de chispas. Propio de las manos del demonio.
Ciento llegar tarde Capitán (dije con mi voz entrecortada)
Hemos cumplido todas sus estúpidas demandas…muñecos, muebles, comida… solo les queda una petición…te han estado esperando y quieren hablar personalmente contigo.

El capitán me conduce a una de las cabinas de servicio del lugar. Con una mirada de profundo terror, pero tratando de disimular me extiende el teléfono. Lo tomo con el mayor pesar, sabiendo lo que me depara. Temiendo escuchar la voz de la otra línea…esa horrible voz que solo a cualquiera causaría escalofríos y malestar.

Hola cariño, como te va… (ríe sarcásticamente)
No malgastes mi tiempo Rudolf, que quieres…
¿Oh? Creo que te queremos a ti, aquí en el loquero donde perteneces.
Y si me niego. (mi respiración se exacerba)
Pero si aquí tenemos muchos amigos…. Dame un minuto…vamos saluda a Marie.

Los gritos de una joven se acercan a la bocina, acompañados de un extraño ruido.

Marie tiene 19 años y trabaja en la cocina para ganar dinero extra… (los gritos aumentan y el ríe) …pobre Marie, en realidad ella quiere ser una artista… sabes como yo (los gritos aumentan y se siente un golpe) …así que le pedí que me dibujara una casa, con este lápiz que acabo de afilar… abre bien tus ojos Marie!!!! (los gritos de la chica revientan mis tímpanos y rompen mi cordura)
¡Maldito!!!! ¡Detente!!! Deja a esa chica en paz. Juro que voy a matarte… (me interrumpe)
Tienes media hora Doctor... y por favor trae un bastón, alguien lo va a necesitar (ríe estrepitosamente)

Ya no puedo negar mi situación. La decisión está tomada. Entrare sin importar el costo. Mi maltrecha vida de doctor no vale el sufrimiento de las pobres almas encontradas en el fuego cruzado de esos psicópatas que ayude a acumular en ese horrible lugar. Antes de irme el Capitán me agarra del brazo y me mira a los ojos como alguna vez mi padre lo hiciera. Esa mirada que me hace recordar que aún existe humanidad en las personas. Creo que he juzgado muy mal a este Capitán, quizás no sea un estúpido. Quizás siempre lo he sido yo.

No debes ir, déjame organizar a un grupo de mis hombres para que te acompañen. Es decir, puedo entender que tengas miedo, no necesita ir solo.
Yo no le tengo miedo a nada (me zafo bruscamente de él) … aunque yo… temo que Rudolf este en lo correcto. Muchas veces me he cuestionado la sanidad de mis acciones… pero ahora me aterra pensar que tras cruzar las puertas de esa Mansión… me sienta como regresando a casa.

Hace 29 años atrás cuando el ultimo hijo de la casa Dolver regreso a ver sus orígenes. Las cosas tomaron un crucial camino.

Volví a la casa familiar, una fría noche de primavera. Era 1920 poco después que mi madre se cortara la garganta con una cuchilla para afeitar. Como el único niño en la familia ahora me pertenecía toda la casa y los terrenos que la rodeaban. En medio de la penumbra con el olor a polvo y aserrín, debido a lo antiguo de la mansión, me abro paso entre los derruidos pisos de esta. Pienso en como llevo mi vida hasta ahora, me dedique a evitarles a otros los sufrimientos que mi madre tuvo que soportar por su condición mental. Me convertí en un reconocido psicólogo en la capital, pero aun así siento el más profundo vacío en mi alma. Por primera vez en 12 años paso la noche en mi cuarto no puedo dormir bien, mis sueños están malditos por el batir de unas alas misteriosas. Al día siguiente regreso a la capital. Donde vivía con mi esposa e hijas, ahí trabajaba en el Hospital Psiquiátrico. Ese día atendí a un nuevo paciente traído desde la prisión, su nombre era Matt Nille. Escucho sus historias sobre el maltrato que le infligía su padre. Luego sobre sus crímenes. Como les destrozaba los órganos sexuales a sus víctimas y finalmente sus razones para justificar lo que hacía. Pienso que el único crimen real de este hombre es estar mentalmente enfermo. Cuantos más habrá como él.

Mi rumbo es claro y me aparto de mi trabajo. Finalmente, en casa. Me dirijo a mis únicos remansos de paz. Mi esposa Marie y la pequeña Constance. Con emoción les cuento que regresaremos a mi mansión familiar para convertirla en una instalación donde se traten las enfermedades mentales. Para las almas torturadas como las de mi madre y Matt, para esas almas que vagan en la oscuridad de nuestras calles. Esa noche sueño que vuelvo a ser un niño, pero de pronto el sueño se transforma en pesadilla. Gente rara sale de los espejos de la antigua mansión de mi infancia e intenta atraparme. No tengo escapatoria al despertar soy un adulto. Con una solución clara, pronto volveré a donde pertenezco a la vieja casa.

Sort:  

Literatos-estatico.jpg

Esta publicación ha recibido el voto de Literatos, la comunidad de literatura en español en Hive.

¿Quieres contribuir a engrandecer este proyecto? ¡Haz clic aquí!

Muchas gracias por apoyar mi obra. Saludos

Hello @cubanresearch,

LeoFinance is a social media community for Crypto & Finance content! Please only use the #leofinance tag for crypto/finance-related content.

Posted Using LeoFinance