✏️ | EL BANCO DE LA PLAZA (capitulo 2)

in Cervantes5 days ago

fuente imagen


EL BANCO DE LA PLAZA (2)

Por: Alcides J. Cádiz #Venezuela

separador new.png

Capitulo anterior

Una vez más sentada en este banco, en la mitad de este parque; los recuerdos se vuelven más lucidos mientras voy alimentando las aves con migajas de pan, pareciera que el tiempo se distorsiona y todos los momentos vividos vienen juntos, como un río que fluye sin detenerse.

¡Señora disculpe! ¿me podría decir hacia donde está la farmacia?; tu debes ser Maria Fernanda, la nieta de Don Carmelo, ¿verdad?; Sí Señora, si soy esa misma, y ¿cómo lo supo? Yo no lo recuerdo a usted; es que eres la viva imagen de tu abuela, eres igual a Marta, nada más al verte recordé todas las veces que tus abuelos y yo veníamos aquí, a esta misma plaza, todos los domingos allá en ese escenario tocaban en vivo y bailábamos, aún yo no había conocido a mi amado Alberto, así que Marta y yo nos peleábamos por tu abuelo, al final, obviamente Marta eligió a Carmelo, y yo conocí a Alberto.

Lo lamento mucho Señora, eso sonó así como un recuerdo muy triste, ¡sabe! yo no tuve la oportunidad de conocer a mi abuela, así que gracias por esa breve historia, a mi también me gusta mucho bailar, ahora ya sé de quien lo heredé.

No, para nada, no es una historia triste, esos días con mis mejores amigos fueron los mejores, para mi Carmelo y Marta serán inolvidables, gracias a ti por hacérmelos recordar.

Disculpe, y ¿la farmacia dónde es?; Al lado de mi casa; No no sé, tampoco sé esa dirección ¿usted vive allí?, ¿a que lugar se refiere?; La farmacia es de mi familia, yo vivo en esa casa, antes de que fuera farmacia era una pequeña bodega, pero mi padre la convirtió en un negocio, después de su muerte yo me hice cargo de todo e invertí y la convertí en una farmacia, la más grande de todo este pueblo y los pueblos cercanos.

Su vida e historia parece muy interesante; No no todas, hay momentos de mi vida que quisiera olvidar; Y ¿usted estuvo casada con el Señor Alberto?; Quizás es lo que mas desee en esta vida, pero no, no pasó, no nos dio tiempo, dediqué mi vida y energía al trabajo, a los negocios, mientras el esperó paciente por mi, sabia mi hora de salida, todas las tardes salía de la farmacia para ir a aquella panadería de los Marquez, amaba esos panes dulces, a veces el me sorprendía y ya me los tenía, para comerlos juntos en esta misma banca, el se deleitaba viéndome feliz, sonreía, sus ojos brillaban, no tengo como agradecerle a Doña Maria por esos panes y momentos vividos tan deliciosos.

Entonces ¿la Panadería Delicias, antes se llamaba Panadería Marquez?; Sí, así mismo es; y ¿qué pasó con Alberto, por qué nunca lograron estar juntos?

Mi querida, creo que se te va ser tarde, los días como hoy la farmacia cierra temprano, que tal si vas y de regreso te sigo contando; Vale, iré y regreso, espéreme aquí.

Antes de irme, solo una cosa, si hubiera la oportunidad de ver al Sr. Alberto una vez más, ¿qué daría a cambio?

Continuará...


separador new.png