La feria de la Habana, mucha algarabía y poco que ofrecer

in bloque64 •  11 days ago 

Ayer lunes, 4 de Noviembre, tuvo lugar la XXXVII Feria Internacional de la Habana, en medio coyuntura económica bien complicada en la que desesperadamente las autoridades cubanas van detrás de las divisas fuertes.

Gobernante cubano inaugurando la Feria

Al acto asistió el premier cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien con su aspecto de militar peligroso y sombrío al que nos tiene acostumbrado, recorrió las diversas áreas donde los potenciales empresarios observan o exponen las iniciativas de producción ya existentes u otras, que a modo de carnaval pintoresco en tiempo de crisis, salen a la luz con la intención de sorprender o impresionar a posibles interesados.

Productos a los que el cubano medio tiene difícil acceso

Pero el encuentro luce más una fiesta exagerada que un encuentro serio, del que deberían surgir compromisos y negocios jurídicos que muevan la economía nacional hacia un lado o hacia el otro, pues bien lo necesita.

Y esto es así por tres realidades que el gobierno intenta enmascarar en esta clase de exhibiciones.

En primer lugar, tal y como se informó, a la feria solo asistieron empresarios representantes de 55 naciones, lo cual resulta un número bien reducido si se tiene en cuenta la concurrencia de interesados a esta clase de certámenes.

En segundo lugar, cualquier inversor serio, cualquier empresario que se respete, estaría más interesado en vender sus productos o servicios a residentes locales, no a posibles consumidores que viven en el exterior y que enviarían sus dólares a un sector que por esta misma razón resulta privilegiado.

Las autoridades cubanas olvidan, o hacen como que olvidan, que todo empresario proyecta, ante todo, invertir teniendo en cuenta el poder adquisitivo de los residentes en una región, y que para nada les sería atractivo diseñar ofertas a moradores empobrecidos durante décadas.

Y en tercer lugar, estos potenciales inversores sí tienen muy en cuenta la trascendencia de las leyes asociadas al embargo de los Estados Unidos hacia la isla, así como las posibles demandas amparadas en la Ley Helms Burton.

Pero en estas condiciones, que siempre son las mismas, la Feria de la Habana se celebra año tras año. ¿Por qué?

Se trata de un gobierno creador de espejismos, de falsas proyecciones, de rostros torcidos con sonrisas francas.

F

Entre tanto, las esquinas de la Habana, muchas de ellas, desbordan desechos e inmundicia ante la desidia e ineficiencia de las autoridades locales.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

!BEER

Sorry, you don't have enough staked BEER in your account. You need 6 BEER in your virtual fridge to give some of your BEER to others. To view or trade BEER go to steem-engine.com