Impiden protesta a favor de la red inalámbrica SNet

in bloque64 •  6 months ago 

Las autoridades cubanas impidieron el sábado una protesta contra el fin de la red inalámbrica SNet que no podrá subsistir a la entrada en vigor de nuevas leyes.

Usuarios de SNet reunidos para protestar frente a Ministerio de las Comunicaciones

Agentes de la Seguridad del Estado ocuparon el parque frente al Ministerio de las Comunicaciones donde varios de los usuarios se habían citado para exigir lo que consideran un derecho legítimo.

Dada la lentitud con que el gobierno cubano en cuanto a incrementar el acceso masivo de la población a Internet, el ingenio de los cubanos no se detuvo y puso en práctica una forma de comunicación que sin duda llegó a preocupar al régimen.

Así surgió SNet, abreviatura de de StreetNet ("red callejera"), como una mini réplica del mundo en línea. Evitando llamar la atención, miles de computadoras fueron conectadas a una red secreta que se extendió a todo lo largo de La Habana. Así, los jóvenes podían chatear, compartir imágenes, audiovisuales, hacer descargas y sobre todo jugar.

Se piensa que SNet mantiene conectadas a 9 000 ordenadores a través de antenas Wi-Fi y cables que cuelgan por toda la ciudad. Y emergió así en ausencia de normas que las regularan.

Es llamativo que poco después de instaurar y permitir –siempre con precios excesivamente caros- el acceso a la población a internet mediante datos, el gobierno cubano, con toda la intención de mantener su papel hegemónico y monopólico en las comunicaciones en la isla, ahora se propone ilegalizar, y por tanto eliminar, cualquier alternativa a las ofertas oficiales.

Las resoluciones 98 y 99 de telecomunicaciones, dictadas por el Ministerio de las Comunicaciones (MINCOM), normativas que entraron en vigor el 29 de Julio del presente año, establecen claramente que desde entonces los nodos y redes de SNet, y cualquier otra red no oficial, quedan ilegalizados.

El 9 de Agosto del presente año, representantes de la administración de SNet sostuvieron encuentros con directivos del MINCOM. Estos últimos declararon que solo estaban interesados en informar sobre lo que ya se había normado. Es decir, se dejaba claro la intención oficial de no hacer cambios en la legislación adoptada.

Elementos de SNet por toda la ciudad

Esto generó protestas que se reflejaron en las redes sociales. Desde el grupo de SNet en Facebook, se pudo leer una nota en la que se anunciaba la cancelación de los diálogos con las autoridades e instituciones cubanas.

Luego, ese mismo día, se convocó una manifestación para el día siguiente frente a las inmediaciones del MINCOM. Algunos medios aseguran que llegó hasta centenares de personas reunidas en la zona para protestar pacíficamente contra el cierre de la red.

Ernesto de Armas, uno de los administradores de la red, narró al medio OnCuba que en esa ocasión “no hubo golpes, violencia, ni demasiada algarabía. Había mucha gente de la Seguridad del Estado, regados por todo el parque. Había una patrulla que estuvo grabando todo lo que estaba sucediendo”.

Más adelante, el propio Ernesto aclaró que la reunión “no es para hablar de política”.

Otro joven identificado por Yosué declaró al mismo medio: “Tuve que hacer mil malabares para que no se politizara, no nos interesa que se politice el tema, sino que se conozca sobre la red y para qué sirve”.

Luego, el pasado sábado 17, día para el que se había convocado otra manifestación, las cosas fueron bien diferentes. Activistas, periodistas independientes y miembros de SNet declararon haber sido presionados por la policía para que no asistieran al lugar convenido para la protesta.

Se reportaron al menos dos arrestos arbitrarios y prohibiciones de salir del domicilio.

Como es habitual por parte de las fuerzas represivas, a algunos líderes de la red que fueron detenidos, se les acusó, además, de formar parte de una provocación dirigida desde Miami.

Las comunicaciones son un sector que el gobierno cubano considera como estratégicas. Para ellos, no se trata de un derecho de las personas, sino meras facilidades que deben ser otorgadas por las instituciones, las mismas que emiten normas y ordenanzas al estilo de las que se imponen en campamentos militares.

Pero la capacidad de inventiva del hombre acorralado no se detiene. Estos mismos que crearon SNet, u otros más intrépidos, encontrarán la manera de activar artilugios que permitan evadir el cerco de las autoridades.

El futuro pertenece a la descentralización: es lo que los gobiernos, como entes adictos al poder, aun no logran entender.

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!