A 36 días del secuestro de José Daniel Ferrer lo mantienen incomunicado

in #bloque6411 months ago

En Cuba los secuestros suelen ocurrir por cuenta de la policía quien en la mayoría de las detenciones, sobre todo si tienen una motivación política, ni solicita ni muestra la documentación requerida por la Ley de Procedimiento Penal para el allanamiento de moradas y la conducción de ciudadanos a centros de detención.

José Daniel Ferrer, coordinador de la UNPACU

Así sucedió el pasado 1 de Octubre en el hogar del José Daniel Ferrer García, líder de la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), donde en presencia de su esposa e hijos se le practicó un registro en el que fueron ocupados y confiscados equipos electrodomésticos como laptop, teléfonos móviles y otros.

Junto a José Daniel, también fueron detenidos otros 5 colaboradores y miembros de la organización opositora.

Ha sido una práctica policial habitual el detener arbitrariamente a opositores durante horas y luego liberarlos en lugares bien alejados de su lugar de residencia. Pero esta vez, las autoridades dan una vuelta de tuerca a la represión y al menos en cuanto a Ferrer lo mantienen absolutamente incomunicado.

Se trata de una clara señal de respuesta ante el endurecimiento del embargo por parte de los Estados Unidos hacia la Isla, pues las autoridades, quienes no reconocen oposición alguna, consideran a los disidentes y a quienes se les opongan abiertamente, asalariados del vecino del norte.

Logotipo de la UNPACU

Es una guerra en silencio entre dos poderes, en la que como siempre sucede, quien más tiene que perder es el pueblo y sus representantes como Ferrer y sus colegas, quienes arriesgan su libertad y su integridad física para exigir los derechos de los ciudadanos.

Se sabe que la familia del desaparecido –o detenido- presentó, mediante orientación letrada, el correspondiente recurso de Habeas Corpus, con en el que se trató de impedir que los agentes de la autoridad prolongaran indefinidamente la detención de Ferrer, pero no fue admitido por el Tribunal que conoció de la demanda.

Mientras tanto, su familia y todos nosotros, seguimos esperando por una señal de vida de Ferrer y sus compañeros.

Sort:  

Otra evidencia más de la naturaleza perversa del régimen. Lamentable