La milicia al ejército | OPINIÓN

in bloque64 •  3 months ago 

portada.jpg


El pasado domingo, cuatro de agosto, en la conmemoración de los 82 años de la Guardia Nacional, el presidente ilegítimo Nicolás Maduro anunció una reestructuración importante para ese cuerpo castrense: la incorporación a sus filas de los llamados milicianos.

La Guardia Nacional fue fundada en el año 1937 por el Presidente Eleazar López Contreras, como un componente de las Fuerzas Armadas. Durante casi toda su historia ha sido considerada un cuerpo militar profesional.

Con la llegada del chavismo se instala una nueva doctrina militar, cuya finalidad es garantizar la defensa de la revolución. En esta nueva concepción es válido el adoctrinamiento de los soldados en los ideales revolucionarios. También, introducir los cambios necesarios para la defensa del status quo.

separdor bloque-degradado.jpg

Es por eso que en esa nueva concepción militar se crea la milicia bolivariana, un componente militar compuesto por civiles, que funciona para el control interno de la población.

El anuncio hecho el pasado domingo viene a cumplir varios objetivos. Por un lado, incrementar el número de soldados a un cuerpo que ha visto disminuir el número de sus efectivos. En la guardia nacional bolivariana ha pasado lo mismo que en el resto de la sociedad venezolana; muchos efectivos, sobre todo de baja graduación, han puesto la renuncia para buscar futuro en otros territorios.

Pero quizás el mayor beneficio que deja la incorporación de los milicianos es un mayor control, por parte del gobierno, del componente militar. Los milicianos son más vulnerables, tienen menos criterios para opinar en cuestiones militares, son más dóciles que los militares de carrera, y están bien adoctrinados.

separdor bloque-degradado.jpg

La incorporación de los milicianos es un paso más en la escalada revolucionaria para acabar el orden institucional de la nación.

Los nuevos soldados se alejan en mucho del perfil del ejército profesional, son personas que no han sido formadas en derechos humanos, en el conocimiento de la legislación que rige las relaciones sociales; están más cerca de aquellos soldados que se usaban en las montoneras del siglo XIX venezolano, cuando cualquiera que pudiera blandir un machete era incorporado como parte de una pandilla para disputar el poder a otra.

Los soldados milicianos son una vuelta al pasado.

Acabar con los militares de carrera, que mal que bien han tenido un largo proceso de formación, para sustituirlos por cualquiera que declare su lealtad revolucionaria, independiente de su capacidad o vocación, es un grave daño al futuro de Venezuela.

separdor bloque-degradado.jpg

Foto propia.

separador-bloque.jpg

Vota por cervantes para witness


Un Witness se encarga de mantener parte de los servidores/nodos para que Steemit no se caiga y siempre tengas posibilidad de postear, comentar, votar y recibir transferencias. @Cervantes está optando para ser Testigo/Witness del Steemit como representante de la Comunidad Hispana
Si te gusta nuestro contenido, ven y apoya a @Cervantes como Witness en

https://steemit.com/~witnesses

separador-bloque.jpg

Banner.png

separador-bloque.jpg

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

Este ha sido el gobierno de acabar con todo lo que consigue a su paso. Cada noticia es una molestia que se suma para deprimir al pueblo mantenerlo cabizbajo y sin accionar. Pronto acabará la tortura. Saludos.

Son personajes que lo único que buscan es una bonificación del gobierno de turno, sin saber ni siquiera como sostener un arma, que les entregan, personas pasados de años y borrachines, que pesar, pero esperando en el nombre de Dios y la Virgen termine pronto, saludos.

Con la incorporación de milicianos a la Guardia Nacional, se ha dado un paso más en la desvirtuación de su esencia; si ya había sido bastante golpeada en sus bases institucionales, ahora tal vez, estemos contemplando su epílogo, cuan obra dramática y nefasta para nuestra Venezuela contemporánea.