Cuidado con las creencias |OPINIÓN

in bloque64 •  3 months ago 

portada.jpg


Informa el portal de la BBC, este 22 de agosto, que en Australia una pareja fue condenada a 18 meses de prisión por causar malnutrición a su bebé.

El estado de desnutrición severo hacía que la niña de 19 meses pareciera de tres. Los servicios públicos se enteraron de la situación de la menor cuando la madre llamó a urgencias para pedir ayuda porque su hija estaba convulsionando.

En el momento en que la niña fue hospitalizada presentaba manos y pies fríos, labios azules, bajo nivel de azúcar en la sangre y poco tono muscular, así fue la reseña de prensa de AFP de Australia.

El motivo de la desnutrición no era por carencias económicas, como ocurre en muchas partes del mundo, donde no se tienen los recursos para comprar los alimentos adecuados. En este caso la niña fue sometida a un régimen vegano, donde los padres decidieron que solo necesitaba consumir avena, papas, arroz y otros alimentos.

separdor bloque-degradado.jpg

El asunto de las dietas alimentarias es un gran tema de discusión en el que es difícil lograr consenso. Todos: carnívoros, vegetarianos o veganos, de cualquier estilo, tienen argumentos para defender sus convicciones. Para cada argumento habrá un contra argumento. Ni siquiera la ciencia es capaz de zanjar el asunto, puesto que hay investigaciones que sirven para sostener cualquier posición.

Pero hay una realidad que salta a la vista. Todos hemos visto muchos niños; un niño sano y bien nutrido se reconoce fácilmente.

Sin embargo, como muestra este caso, las creencias pueden ser tan poderosas que descartan hasta el dato más evidente de la realidad.

separdor bloque-degradado.jpg

Estos padres australianos fueron incapaces de darse cuenta a tiempo de su error. Aún cuando su niña desmejoraba cada día, seguían atados a una creencia que casi le cuesta la vida a la menor y que probablemente dejará secuelas permanentes en su salud. ¿Tenían los adultos derechos a imponer sus creencias en la forma de alimentar al hijo?

Situaciones como la descrita nos confrontan con la responsabilidad que implica el ejercicio de la libertad. ¿Es válido aceptar todas las creencias? ¿Cada quién debe hacer lo que quiere?

Sin duda que la respuesta es complicada. Hay casos, como este sucedido en Australia, en el que el Estado o la autoridad para proteger un bien mayor, como es la vida de un menor, tiene que dejar en suspenso la libertad de decidir que puedan tener los progenitores. Sencillamente decir: no puede elegir más, ahora otro toma la decisión.

La justicia australiana dejó claro que aún cuando somos libres de elegir cada decisión conlleva una responsabilidad, porque cada decisión nuestra produce consecuencias en algún tercero.

separdor bloque-degradado.jpg

Más información..jpg I II

fuente de imagen.jpgI

separdor bloque-degradado.jpg

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!