Barbados, round 3 ¿un diálogo sin salida? | POLÍTICA

in bloque64 •  7 months ago 

     El secretismo que hay alrededor de la mesa de negociación en Barbados entre los representantes del régimen Venezolano y los acólitos de una parte de la oposición del país, parece tener un nuevo capítulo inminente esta semana; sin que nadie sepa a ciencia cierta, en que momento exacto se reanudarán los diálogos facilitados por el gobierno de Noruega, quien sirve de árbitro entre las partes.

     Especialistas entrevistados esta mañana por la televisión local, concordaban que la posibilidad de un diálogo abierto alejaría la oportunidad de llegar acuerdos, vista la extrema posición de los radicales en ambos lados del espectro; pero lo cierto es, que también criticaban la poca información sobre los avances específicos de los cónclaves.


"Nubes y esperanza" imagen tomada con cámara Panasonic DMC-S1
en Caribbean Palm Village Resort, Oranjestad, Aruba por @fermionico

¿Contaminar el diálogo?

     Digamos que para los conocedores del estilo de guía en mediaciones del gobierno noruego, el ya tan cacareado "secretismo" es necesario, para evitar contaminar los avances en las negociaciones. El asunto es que bautizar la acción de mantener discreción en las rondas como "secretismo", introduce por sí mismo un factor de desconfianza entre aquellos que no son llamados a participar.

     Mientras, una sociedad entera espera por resultados concretos para el pase de página político y enrumbar al país a una dinámica de recuperación, dura y necesaria, pero que urge comenzar porque la mengua económica se estira y se cierne el pesimismo sobre la nación.

Ceder o no ceder

     El asunto es que al meter el factor internacional en el camino, ha provocado "ruido" en ambos bandos: Un país con una crisis tan delicada siendo anfitrión del Foro de Sao Paulo, un evento que los entendidos declaran costó US$ 200 millones a Venezuela, con un propósito que todo el mundo sabe a "sottovoce"; por un lado y por el otro, el vecino del norte invadiendo el espacio aéreo de una patria que dice querer ayudar; pues, digamos, pareciera que derecha e izquierda lo menos que desean es un acuerdo.

     Y lo necesitamos, vaya que sí. Venezuela podría estar llegando al borde de un precipicio y -lo más jodido de todo- es que hay gente empujando al país por el desfiladero, sin darse cuenta de las consecuencias nefastas no sólo para la república, sino para toda latinoamérica.

     Ojalá que en Barbados salga el sol y los nubarrones se aparten...

...¡Gracias por leer!

No olvides votar a @cervantes como witness:
Cervantes project.png
en este enlace
¿Cómo hacerlo y por qué?

Banner.png

Ingresa con tu clave de posteo, compra tu starter pack y ¡comienza a jugar!

2bP4pJr4wVimqCWjYimXJe2cnCgnFthHYAMhjFDXWtM.gif

Authors get paid when people like you upvote their post.
If you enjoyed what you read here, create your account today and start earning FREE STEEM!
Sort Order:  

En el desfiladero estamos, falta saber quién da el empujón. Pienso que el gobierno todavía tiene como seguir endureciendo sus posiciones, hay buenas cartas a su favor. Sin embargo, en política la incertidumbre es una realidad. Veremos. Gracias por la publicación.

Una situación difícil para todo nosotros y sobre todo para nuestro país.. saludos

Sería muy bonito pensar que las reuniones de Barbados culminaran con un acuerdo que será suscrito y acatado por todas las partes, trayendo gobernabilidad al país, retornándolo a la senda democrática y a la legalidad, para que vuelva gradualmente la prosperidad y el desarrollo, que la diáspora regrese y que disminuyan las penurias que sufrimos los venezolanos, lamentablemente esa es una fantasía, ya que no se trata de una disputa entre la oposición y el gobierno de un país normal, en este caso la realidad es que tenemos un enfrentamiento entre diferentes factores políticos, sociales y económicos tanto nacionales como internacionales, en apoyo o en contra (según sus intereses particulares) de una mafia criminal que ha secuestrado al estado y las instituciones de nuestro país. Los criminales no deciden un día por motu proprio, dejar de ser criminales y entregarle las armas a sus víctimas para que puedan llevarlos a la justicia, para que un secuestrador se entregue hace falta amenazarlo con la violencia para que al ver en riesgo su vida, decida entregarse, de lo contrario es casi imposible que llegue a un acuerdo con su víctima para liberarla y perder el control que posee gracias al dominio de la fuerza. Por ejemplo, como podría llegar el chavismo a permitir elecciones justas y transparentes si saben que las perderían y al perder el poder, muchos o casi todos los personajes que han ejercido funciones de gobierno, se enfrentarían a la justicia nacional e internacional, con enormes posibilidades de ser juzgados como culpables de múltiples delitos, solo una presión de fuerza los haría renunciar a su poder. Si pensar esto, me hace ser extremista y radical, entonces lo soy.