Breve comentario de los 27 libros del Nuevo Testamento

in #biblia4 days ago

2 Tesalonicenses
Pastor Ysacio Encina

Exhortación a trabajar

2 Tesalonicenses 3:6 - 12
Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.
Porque vosotros mismos sabéis de qué manera debéis imitarnos; pues nosotros no anduvimos desordenadamente entre vosotros,
Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.
Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.
A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Es muy notable que en los años vividos he escuchado tantas veces desde los "púlpitos" ese hermano o hermana se "afana" demasiado y no puede servir al Señor. Pero cuando trae su diezmo u ofrenda no aprovecha para exhortarle/a da gracias a Dios por él o ella.
Si miramos la palabra, desde la creación el hombre fue consagrado al trabajo, y que debía hacerlo con amor y entusiasmo.
En el A T el Diezmo , la ofrenda, la primicia estaban dedicados para que los sacerdotes, levitas, cantores, y ciudades de refugio tengan sustento. Quien está escribiendo es constructor y pastor por casi 50 años y fundó congregaciónes, escuelas, guarderías y otros.
Pero me hubiera gustado tener quizás una oficina con aire acondicionado donde estudiar y orar quizás. En este momento esto bajo un frondoso árbol de mango escribiendo mi tema biblico.

2 Tesalonicenses 3:6-12
Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.
Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.
Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.
A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Dios ha bendecido su pueblo Israel y lo llevó a una tierra que fluye leche y miel. Y trabajaban la tierra y daban sus primicias y diezmos con alegría y gozo. Amén
Y así hoy la Iglesia del Señor y aún los países que proclan a Cristo como Salvador y Señor. Amén
Gracia y paz